Son Real No Té Preu

Bloc de la plataforma Son Real No Té Preu.
Contacte: sonrealnotepreu@hotmail.com

Perquè Son Real no pot tenir un camp de golf?

sonrealnotepreu | 14 Maig, 2006 16:13

Un gran reportatge d'avui al Diario de Mallorca explica perfectament la barbaritat que pot suposar la construcció d'un camp de golf i complex turístic a Son Real des del punt de vista arqueològic, un dels principals motius pels quals la plataforma Son Real No Té preu ens opossam a aquest projecte.


 PATRIMONIO. UN PROYECTO QUE AFECTA A UNA DE LAS FINCAS MÁS EMBLEMÁTICAS DE MALLORCA   

Por qué Son Real no puede tener un campo de golf
 Ampliar  Más fotos

El movimiento de tierra que supondría, en un terreno arqueológicamente muy fértil, sería un desastre


CARLOS GARRIDO. PALMA.

De no haber comprado el anterior Govern la finca de Son Real, el golf que ahora se gestiona habría acabado allí. Se habría perdido para siempre la posibilidad de conservar un verdadero parque arqueológico en potencia, además de una finca con altos valores etnológicos. El golf pendiente de aprobación ha de situarse al otro lado de la carretera, en la porción de la finca que no compró el Govern. Ahora bien, ¿significa eso que no hay riesgo patrimonial?
Todo lo contrario. La construcción de un golf en la finca de Son Real representaría un desastre.
Para entender la situación hay que valorar qué significa en su conjunto el territorio de Son Real. En la zona pública hallamos un inventario de privilegio: cuatro cuevas naturales modificadas para uso funerario, un sepulcro megalítico, una agrupación de estructuras navetiformes (en es Figueral de Son Real), una necrópolis talayótica de excepción (la conocida como Cementeri des Fenicis), tres grandes cámaras funerarias excavadas en el Illot des Porros (actualmente muy deterioradas por un temporal), un santuario único en Mallorca (en la Punta des Patró), diversas cistas aisladas, tres estructuras a base de grandes losas megalíticas, restos de construcciones difíciles de identificar, y lo más importante: un enorme poblado talayótico al lado mismo de la possessió.
Como cualquiera puede deducir, tal concentración lo que está indicando es que esta zona estuvo densamente habitada desde la época más remota (así lo demuestran los restos megalíticos), pasando por los tiempos pretalayóticos, los talayóticos y los romanos. El mero sentido común permite suponer que tanta riqueza arqueológica no desaparece de repente al cruzar la carretera. La extensión de la finca situada hacia el sur es también rica en restos, aunque no investigados ni identificados con tanta perfección con en el lado público.
Donde ahora se planea un campo de golf de 18 hoyos, un "putting green" de 9 hoyos, y un hotel de cinco estrellas para 450 plazas, se esconden restos imprescindibles para comprender la realidad histórica de Son Real. El proyecto ya admite que "la presencia de restos arqueológicos catalogados obliga a la delimitación de perímetros de protección obligatoria". Eso es válido para el talayot de planta cuadrada, el único que por ahora se conserva en todo Son Real. También podrían preservarse más o menos los cinco restos arqueológicos (muchos de ellos poco reconocibles) que están esparcidos por el terreno.
Ahora bien, la riqueza arqueológica de esa zona se basa más en indicios que en evidencias. Por ejemplo, cerca de es Figueralet se puede observar un pequeño túmulo muy redondeado que tiene, al decir de algunos arqueólogos, todo el aspecto de un "tell" que oculta un resto arqueológico. ¿Tal vez otro sepulcro megalítico? En el momento que el "green" lo cubra, se habrá perdido la posibilidad de descubrirlo.
Pero eso no es todo. En la zona de es Sementer Gran la abundancia de cerámica en superficie es notable. Y, cosa muy relevante, se ha registrado la presencia de sílex, algo que ocurre también en la zona del poblado junto a las casas. La posibilidad de que toda esa extensión rica en materiales quede cubierta por un golf y lagos artificiales supone una auténtica aberración. El movimiento de tierras que supone la construcción de un golf es muy impactante. Ya lo dice el propio proyecto: "Las formas del modelado del campo serán hechas con la inmensa mayoría con el material procedente de los movimientos de tierra realizados para excavar las zonas del lago y lagunas". Todo ello en territorio arqueológico. Un auténtico destrozo para la investigación del futuro.
¿Y es importante la investigación? Son Real tiene en sí la llave para abrir el cofre de la cultura talayótica. En ningún otro lugar de Mallorca encontramos un complejo tan completo e interrelacionado: el poblado, que aparece claramente en las fotos aéreas, es el mayor de los conocidos. Eso supone que sus ruinas (que por cierto se utilizan ahora como aparcamiento) pueden revelar si se excavan informaciones valiosas para comprender la relación de un poblado con su territorio vital. Además del poblado está toda la zona circundante (entre ella la del golf), con datos imprescindibles sobre posibles centros religiosos, construcciones adyacentes y complementarias, etcétera.
El torrente de Son Bauló probablemente serviría de embarcadero, otra fuente de conocimientos sobre el mundo talayótico y el mar. Y qué decir de la amplia zona funeraria, única en Mallorca. Sólo investigando el conjunto en su totalidad podrían saberse las relaciones entre comunidad y cementerio, el significado de elementos que hasta ahora están mudos.
Por ello, la salvaguarda de la riqueza arqueológica de la finca ahora amenazada resulta vital.
Y no sólo eso. En caso de que enfrente mismo de la finca pública se levante un hotel con 450 plazas puede suponer un impacto humano muy negativo. Hay que imaginar los coches aparcados, la cantidad de gente utilizando el camino hacia la playa, la presión humana sobre una finca que ahora es una especie de reducto de la Mallorca ancestral.
En cualquier comunidad civilizada, las instituciones suspirarían por tener una conjunto patrimonial tan extraordinario como Son Real. Se apoyaría su conservación, su investigación, su promoción. Se convertiría en un punto de referencia de ese "turismo cultural" que tanto se añora. Resulta descorazonador que a la hora de la verdad, lo que se apoye es convertir parte del territorio arqueológico en un golf de lujo.

Comentaris

noully

Gebra | 31/01/2012, 18:38

hi??

Afegeix un comentari
ATENCIÓ: no es permet escriure http als comentaris.
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb